lunes, 19 de enero de 2009

Admiración

Me deslumbra la entereza
Que dejas en las calles
Caminando a paso lento
Ante un sol abrumador

Cada día luchas
Por llevar tranquilidad
A tu bendito hogar
Que te recibe con amor

Eres mi admiración
Con la cabeza siempre en alto
Caminas sin cesar
Sin importar el que dirán

Muchos te admiramos
Por el trabajo honrado
Que realizas cada día
Con mucha devoción

3 comentarios:

Yahaira Valverde dijo...

Está bonito tu poema, me gusta. Hay Laura estoy cansada, como nunca, ayer fue mi primer día de prácticas, me arde mi cara. Estuve parada bajo el sol. Pero fue interesante, trabajar en un hospital me ha entusiasmado enormemente.

Me toco ayer el "San Bartolome" el materno, el que se encuentra al frente del "Loayza", la cantidad de problemas que puedes encontrar ahora te comprendo y mira que tú trabajas en clínica, en hospital es donde más faltan cosas.

El miércoles me toca, una cadena de farmacia y el viernes una bótica "Antares".

Tengo un Instituto mental "Noguchi" jejeje.

Cuídate y espero sigas mejor. En la tarde le doy una mejor leída al poema, ahorita el cansancio no me permite concentrarme, jejeje. Pero después será mejor.

Pd: Me ha gustado mucho

Yahaira Valverde dijo...

¿A quién se lo dedicas?

Poemas y relatos dijo...

Que bueno que te haya gustado.
y que bueno también que estes ya realizando tus practicas, veras la realidad en sí de nuestras carreras, felicidades por eso amiga.
Este poema lo dedico a todas esas personas maravillosas, que van por las calles vendido sin importarles lo cansado que puede ser ese trabajo, pero lo hacen con tal dignidad, sabes siempre he admirado a esas personas, verlos de un lado a otro aunque esten cansados... es admirable para mi.
Laura